No busques en el Coaching Realista la motivación incondicional para convencerte de que podrás conseguir lo que te propongas, sea lo que sea sin cuestionarte las metas. Esa no es la visión realista. Por ese motivo, parte del proceso es alinear las metas con las motivaciones reales. Pienso que convencerte de que puedes hacerlo todo y conseguirlo todo te puede permitir salir de la sesión llena/o de energía, la cuestión es ¿En qué vas a emplear esa energía?

Una sesión de Coaching Realista no es una hora de buenos ánimos y esperanzas. Creo que ese tipo de motivaciones se desvanecen y dejan un poso de frustración si no están alineadas con lo que realmente quieres conseguir. Los videos motivadores, las frases impactantes y la música que te llena de energía están bien para cuando sepas en qué vas a volcar todos esos ánimos y siempre que esa meta sea realmente satisfactoria.

Te animo a que vengas al proceso con un objetivo y hablemos sobre si ese objetivo es realmente lo que te satisface, o si es una meta intermedia para alcanzar otra cosa o qué necesitas conseguir primero para llegar a lo que realmente importa. Tengamos una conversación sincera contigo misma/o para quitar lo intrascendente y llegar a lo que realmente te motiva. Cuando tengamos eso, verás como los mensajes motivadores llegan a donde tienen que llegar.

Si quieres motivación, puedes ver este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=c3H_5n8b-oQ

Si quieres avanzar personal o profesionalmente y cuando mires atrás dentro de unos meses ver cómo has cambiado, entonces mejor mira este enlace: https://carlosmelero.com/coaching-realista-centrado-en-la-persona/

2016-10-24T21:11:31+00:00

Deja un comentario