El aprendizaje [5 minutos]

El origen de las convicciones

Desde que nacemos estamos aprendiendo cómo funciona el mundo.

Con lo que vamos observando dibujamos lo que se podría llamar «el mapa del mundo». En ese mapa (o mapas) están las convicciones que utilizamos para manejarnos por la vida.

Cada persona tiene sus mapas basados en su experiencia y, como quien compara mapas cartográficos con mapas políticos, no son más o menos ciertos unos y otros, pero sí pueden ser más o menos útiles dependiendo de la situación.

Comprender que nuestro hijo tiene un mapa (convicciones) construido con su experiencia nos servirá para ayudarle a indagar en él y, desde la curiosidad, ayudarle a enriquecerlo con más información. No siempre es necesario rectificarlo, a veces sólo hay que enriquecerlo.

Su mapa contiene sus convicciones.

¿Qué sucede cuando usas el navegador para conducir y éste no está actualizado? A veces nos enfadamos con él por «perdernos», o decimos que el navegador es tonto, pero no es así, sólo tiene un mapa equivocado. Ese mapa tiene mucha información útil y mucha información que nosotros no tenemos. Podemos ayudarle a enriquecerlo sin menospreciar todo lo que ya sabe.