Encuentra Convicciones [15 minutos]

Recuerda la situación sobre la que has estrado trabajando. Imagina la situación y no olvides que estamos en un contexto teórico, este ejercicio gira en torno a un ejemplo imaginado. 

Escribe:

– Una convicción limitante que pudiera tener el/la niño/a de tu ejemplo

– Otra útil

– Una motivación negativa

– Otra positiva 

Al ser convicciones, debería tener sentido incluirlas en una frase como «Él está realmente convencido de que ….».

Siendo limitante, además se podría añadir «y eso le está suponiendo un problema para conseguir ….».

Si fuera útil, se podría añadir «y eso le ayuda para» (aunque su objetivo no te guste).

Si es negativa tendría sentido referirse a ella como «y no tiene razón, creer en eso es malo porque …» y si fuera positiva tal vez podrías referirte a ella como «y estoy de a acuerdo, me gusta que piense así».

Ten en cuenta que una convicción puede ser útil y negativa porque es buena para un objetivo pero en sí es negativa porque consideras que es inadecuada para su bienestar. Por ejemplo «soy inmortal» o «mis padres no se enteran de nada». Son útiles para atreverse a hacer ciertas cosas, pero pueden ser contraproducentes.