Esto es un extracto de la conversación que tuve con una psicóloga en mi página de Facebook. Quiero con esto intentar, de nuevo, aportar mi punto de vista sobre por qué la psicología y el Coaching Realista son diferentes, pudiendo convivir sin estorbarse. 

[…]

Tal vez te disguste la intrusión de coaches, terapeutas e iluminados en un mundo que consideras propio de la psicología.

Lamentablemente, el coaching es una práctica no regulada, por lo que aquí hay cabida para todos. Intento diferenciar lo que yo hago de lo que hacen otros y respecto a la psicología no seré yo quien explique las diferencias, por diferentes motivos.

Considero que son profesiones diferentes y, aunque pueden solaparse en algún momento, se deben usar para cosas distintas.

Según he hablado con psicólogos que han estudiado coaching, unos lo definen como un método más para usar en su trabajo y otros lo diferencian claramente ofreciendo servicios de coaching o de psicología de forma diferenciada. Por lo que deduzco que debe ser muy distinto lo uno de lo otro.

Considero que yo no debo decir cuáles son las diferencias entre lo que yo hago y la psicología porque no soy psicólogo, igual que un psicólogo no debería decir cuales son las diferencias entre lo que él hace y mi método sin saber cuál es mi método.

Hay muchas formas de conseguir grandes resultados. Yo ofrezco preguntas y foco en la conversación a personas que quieren aclarar sus ideas. Hay a quien le funciona y muy bien.

No creo que un comercial con problemas de dicción, un emprendedor sin entusiasmo o un adolescente confuso requieran de un psicólogo igual que no creo que una persona con depresión o fobias requiera un coach. Entre medias hay muchos tonos de color donde unos y otros podemos ser de utilidad.

En este sentido, he preguntado a psicólogos que en un principio no conocían mi modo de trabajo y las conclusiones son que lo que yo hago (y no hablo por otros profesionales) es muy distinto a lo que ellos hacen, aunque usemos términos similares.

Ayudo a las personas a pensar de forma diferente siguiendo patrones lingüísticos y conceptos extraídos de la filosofía, psicología, PNL y dialéctica.

Entiendo que puedas estar molesta por lo que se ve del mundo del coaching, espero que veas mi mensaje diferente del de otros profesionales que también usan este anglicismo para explicar su trabajo.

 

[…]

 

Durante la formación en coaching a mi me enseñaron cosas que creo que deben estar fuera del ámbito del coaching por ir demasiado al fondo de la mente.

Quienes aplicamos las técnicas de Robert Dilts, Joseph O’connor o John Whitmore sabemos que no se trata de jugar a ser curanderos de mentes, sino de ofrecer un diálogo que ayude a pensar fuera del bosque de la persona. Ayudar a encontrar nuevos puntos de vista más útiles.

Como decía, aquí hay lugar para todos porque no existe regulación. He visto a personas instalarse profesionalmente después de recibir 32h de formación teórica y con eso comenzar a aceptar todo tipo de casos y a hacer ejercicios de introspección (o como se llamen) que creo que son incluso peligrosos.

Quien pagará las consecuencias de la mala práctica (intencionada o no) son los usuarios y quien debe mantenerse dentro de sus responsabilidades es el profesional.

Te agradezco mucho que hayas leído mi respuesta y que hayas compartido tu opinión.

Un abrazo.

 


Gracias por compartir en las redes sociales y por comentar. Me ayuda a dar más visibilidad a mi trabajo.

animateacomentar

[jetpack_subscription_form]