Gestos y buen vino 2016-10-24T21:11:13+00:00

El otro día charlé con unos amigos sobre vinos, creo que estuvimos de acuerdo en que se puede opinar sobre un vino sin ser experto, simplemente porque puedes decir si te gusta o no te gusta. Eso es algo que nadie te puede negar.

Tal vez no podrás decir si tiene más o menos cuerpo o presencia en boca, pero te gusta o no te gusta.

Con el lenguaje corporal pasa algo parecido.

Hay veces que miras a alguien y “sabes” que está enfadado o triste, aunque no sepas identificar los rasgos faciales que te lo dicen.

En el mundo de las expresiones faciales hay expertos sumilleres capaces de desgranar qué hay detrás de una expresión y de saber si alguien miente o si está cómodo con una situación.

Algunas de esas señales las percibimos y procesamos sin darnos cuenta. En algún lugar de nuestro no consciente  (eludo intencionadamente usar la expresión “subconsciente”) somos capaces de manejar esa información y hacernos sentir cosas sin saber por qué.

Paul Ekman es un experto en la materia reconocido a nivel mundial. En su WEB podemos encontrar herramientas para mejora nuestra destreza a la hora de reconocer microgestos de forma consciente.

Volviendo al vino, creo que todos podemos probar un trago y decidir si nos gusta o no. A veces podemos identificar un toque de moras o tabaco. Algunas personas identifican decenas de matices y otras son capaces de decirte por qué te gusta o no te gusta.

El coach tiene que ser capaz de leer esas señales ya sea de forma consciente o inconsciente. A veces sólo es necesario notar que pasa algo, para poder comentárselo al cliente. Ya sea alegría o enfado, se puede dejar que el cliente lo analice.

Cuanto mejor sea el coach en este sentido más podrá aportar al cliente. El cliente se puede aprovechar de esta habilidad del coach, es una cosa más que le aporta la relación de coaching.

Más información en http://www.reading-body-language.co.uk/body-language-social-media.html y http://www.paulekman.com/