La curiosidad sana es una herramienta extraordinaria en el coaching.

No se trata de completar un cuestionario, no es un interrogatorio y no es cotilleo.

El proceso de coaching te ayuda a lanzar la primera pregunta y cuando el cliente responde, se olvidan los procesos y se quiere saber más, sin presuponer. El cliente así se escucha y descubre cosas en las que antes no había pensado.

 

 

2016-10-24T21:11:36+00:00

Deja un comentario